La fuerza de la no fuerza

La FUERZA física no es la que mueve las montañas, cuanto más relajados están los músculos y la mente, mayor es nuestro poder. Solo creamos con la mente cuando nos identificamos con ella, pero es imposible controlar los millones de pensamientos que la cruzan, por lo que normalmente solemos crear caos, la mente es un maravilloso esclavo, pero un mal amo. Somos consciencia pura, todo lo que vemos es nuestra creación, creamos con nuestra INTENCIÓN mediante la infinita energía del universo. Toda la ilusión que percibimos es solo energía manifestándose ante nuestros deseos más profundos. ¿Sabemos lo que deseamos realmente? Creamos lo que queremos, aunque hasta ahora casi siempre lo hemos hecho de manera inconsciente. Empecemos a SER conscientes, respiremos conscientemente,  hagámoslo todo, todo, con consciencia plena; sintiendo cada paso, cada respiración, cada roce, cada brisa, cada cambio, cada latido de nuestro corazón. Siéntete, todo está bien, relájate y siente la energía del amor en tu vida. No te dejes llevar por los pensamientos y emociones, siéntelos abrázalos, pero no reaccionemos a ellos, actúa desde tu consciencia de amor, eres tu creador, tu siempre tienes la OPCIÓN. Una vez más inspira profúndamente... Retén el aire unos segundos en tu interior, exhala suavemente y ÚSALA.